¿Qué es un testamento ológrafo?

Un testamento ológrafo es aquel que ha sido redactado a mano por el testador y que también contiene su firma. Solo puede ser otorgado por personas que cumplan el requisito de ser mayores de edad. Esto le hace diferente, ya que como norma general se puede ejercer a partir de los 14 años.

Características principales de un testamento ológrafo

Además de la mayoría de edad, el Código Civil recoge en su artículo 688 lo siguiente:

  • Para que el testamento tenga validez deberá estar escrito por el testador, además de contener su firma y la fecha expresada con el año, mes y el día que sea otorgado.

  • Las palabras enmendadas, tachadas o establecidas entre renglones, deberán ser salvadas por el propio testador bajo su rúbrica.

Comprobación de la autenticidad de un testamento ológrafo

Para que un testamento ológrafo sea válido y eficaz legalmente se ha de comprobar que ha sido redactado del puño y letra del propio testador. Después se ha de protocolizar ante un notario con los correspondientes trámites que se deben cumplir en los plazos, la forma y los requisitos exigidos.

Otros aspectos relevantes de un testamento ológrafo

Este tipo de testamentos tiene otros aspectos que se han de tener en cuenta:

  • Deben ser presentados ante notario dentro de los cinco años posteriores al fallecimiento del testador.
  • Aquella persona en cuyo poder obre el testamento tiene la obligación de presentarlo ante notario en los diez días posteriores al conocimiento de la defunción del testador.
  • Una vez acreditada la defunción del testador, se presentará el testamento y un juez procederá a su apertura para poder acreditar la identidad y su autoría. Se apoyará en testigos para el reconocimiento de la letra y la firma del testador. En cualquier caso, si hubiese alguna duda al respecto, la autoridad judicial podrá solicitar el examen del testamento a un perito para realizar las comprobaciones que estimase oportunas.
  • Si tras estos pasos el resultado es positivo, se procederá a dar entrada del testamento en los registros notariales.
  • Si por el contrario, el testamento no pudiese ser adverado al no haberse acreditado con suficiencia la identidad del autor, habrá que proceder al archivo del expediente.

Entre las múltiples ventajas de este tipo de testamentos se encuentra la sencillez, el secretismo, su bajo coste económico y que es una posibilidad que está al alcance de cualquiera. Además, es una alternativa eficiente para aquellas personas enfermas a quienes les es imposible desplazarse hasta una notaría.

¿Tienes alguna duda? 👇

En Blanco y Andrés Abogados somos un equipo de profesionales que cuentan con una dilatada experiencia en el sector de las herencias y los testamentos, entre ellos, el testamento ológrafo. Nos avala la opinión de los clientes que ya hemos atendido durante más de 25 años. No lo dudes más y ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Blanco y Andrés Abogados

Sin comentarios

Añadir un comentario